logo
GALATEA
(30.7K)
FREE – on the App Store

Maeve fue enviada a un internado cuando su padre murió y no ha vuelto a su pueblo desde entonces pero ahora siente que ha llegado el momento de hacerlo, vender la casa y poder así seguir adelante. Al poco de volver, unos viejos amigos la convencen de ir al Baile de Compañeros, una fiesta con un nombre extraño, pero que suena bastante divertido. Sin embargo, cuando un extraño y embriagador hombre se acerca a ella esa noche y le declara que es —MÍA—, algo cambia para siempre en ella, dejando al descubierto un oscuro secreto sobre el pueblo y su familia.

Calificación por edades: 18+ (Advertencia de contenido: Violencia extrema, secuestro, violencia sexual, violación, aborto)

AutorA original: Luna de Septiembre

 

Moon River de September Moon ya está disponible para leer en la aplicación Galatea. Lee los dos primeros capítulos a continuación, o descarga Galatea para disfrutar de la experiencia completa.

 


 

La aplicación ha recibido el reconocimiento de la BBC, Forbes y The Guardian por ser la aplicación de moda para novelas explosivas de nuevo Romance, Science Fiction & Fantasy.
Ali Albazaz, Founder and CEO of Inkitt, on BBC The Five-Month-Old Storytelling App Galatea Is Already A Multimillion-Dollar Business Paulo Coelho tells readers: buy my book after you've read it – if you liked it

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

1

Resumen

Maeve fue enviada a un internado cuando su padre murió y no ha vuelto a su pueblo desde entonces pero ahora siente que ha llegado el momento de hacerlo, vender la casa y poder así seguir adelante. Al poco de volver, unos viejos amigos la convencen de ir al Baile de Compañeros, una fiesta con un nombre extraño, pero que suena bastante divertido. Sin embargo, cuando un extraño y embriagador hombre se acerca a ella esa noche y le declara que es —MÍA—, algo cambia para siempre en ella, dejando al descubierto un oscuro secreto sobre el pueblo y su familia.

Calificación por edades: 18+ (Advertencia de contenido: Violencia extrema, secuestro, violencia sexual, violación, aborto)

Autor original: Luna de Septiembre

⚠️ Esta historia contiene temas de Secuestro, Violencia sexual, Violación y Aborto. ⚠️

El frío aire rozaba mi cara.

Me prometí a mí misma que no miraría atrás, pero mi loba nunca hizo esa promesa. Me hizo girar la cabeza y contemplar el castillo.

Vi cómo las luces empezaban a encenderse, iluminando el camino a mi paso mientras él me buscaba. Oí un aullido en el aire y empezaron a sonar las alarmas.

Huna dio instintivamente un paso atrás y su pata tocó el borde de un precipicio. Giró la cabeza para mirar su pie, y su corazón dio un brinco dentro de mí..

No soy lo suficientemente fuerte para irme, me dijo Huna. Todavía me siento atraída por él. Se giró para mirar por encima del borde.

Prefiero morir que quedarme allí, le dije, hablando dentro de nuestra mente compartida. ¡SALTA!

Lo último que recuerdo es el aire envolviendo cada parte de mi cuerpo. Finalmente sentí lo que había estado buscando durante tanto tiempo… la libertad.

El agua fría de abajo abrió sus brazos en un abrazo, y caí en la oscuridad.

MAEVE

De alguna manera, todo seguía igual.

Le di una propina al conductor y me bajé del taxi, echándome la mochila al hombro. Me acerqué a la casa y traté de recordar dónde estaba la llave de repuesto.

Miré debajo del felpudo, en el buzón y alrededor de las ventanas. Si alguien pasara por allí o mirara por la ventana, probablemente pensaría que estoy intentando robar en mi propia casa.

Decidí dar la vuelta, saltar la valla y entrar por una de las ventanas. Me lancé y aterricé bastante bien, o eso me pareció.

El patio trasero estaba definitivamente en un estado lamentable.

Si Grace estuviera aquí y viera su jardín así, probablemente se desmayaría. Me acerqué a la puerta corredera y decidí probarla… y, como no podía ser de otra manera, no estaba cerrada con llave.

La casa parecía más vacía que de costumbre. Pasé el dedo por la mesa de la cocina, separando las capas de polvo.

Había utilizado todas las excusas del manual y había retrasado el regreso todo lo que pude.

Después de la muerte de mi padre, Grace mostró su verdadera cara. Me envió a un internado días después de su muerte.

Durante los fines de semana, me obligaban a quedarme en la escuela mientras todos los demás se iban a casa. Así que pasé ese tiempo planeándolo todo. Me prometí tener una vida en la que no tuviera que depender de nadie.

No necesitaba volver a casa como los demás. Elegí quedarme para poder estudiar y crear el futuro que quería vivir. No necesitaba a nadie mientras tuviera mis libros.

Sin embargo, aquí estaba de nuevo. Nunca pensé que volvería a este lugar, pero tenía que poner en orden algunos asuntos. Nunca me gustó esta casa, y venderla podría ayudarme a pagar el posgrado.

Eso, y que mi padre dejó extrañas estipulaciones en su testamento cuando falleció.

Acababa de cumplir veintiún años y en unas semanas recibiría por fin mi herencia. Después de eso, podría vender esta casa y seguir adelante.

Hasta entonces, me limitaría a realizar algunos trabajos esporádicos, a limpiar este lugar y a empezar a planificar el resto de mi vida.

—¿Hola? —La voz vino de la puerta principal—. ¡Quiero que sepas que he alertado a las autoridades, ladrona!

Corrí hacia la puerta, olfateé el aire y olí claramente a tortitas y miel. —¿Mary? —pregunté al abrir la puerta.

—¿MAEVE? —Me abrazó bruscamente y me apartó rápidamente de ella—: Déjame verte bien. ¡Oh, Dios mío! Hacía tanto tiempo que no te veía. ¿Cómo estás?

—Estoy bien.

—Pensé que nos veríamos en el funeral —dijo mientras se quitaba las lágrimas—, pero después de cómo te trató… entiendo que no fueras.

—Fue difícil para mí porque tenía los exámenes finales, pero me esforcé lo máximo que pude para cumplir sus deseos —respondí.

—¿Te gustaría entrar? Sé que la casa está un poco desordenada, pero tal vez pueda traerte un poco de agua.

—Estoy segura de que los policías no tardarán en llegar, y querrán saber qué pasa; ¿por qué no te pones cómoda mientras esperamos?

Mary me siguió hasta la cocina. Abrí los armarios en busca de vasos. Por suerte, se me adelantó y cogió ella misma un vaso.

Grace había cambiado las cosas de sitio desde la última vez que estuve aquí. No sabía dónde estaba nada, y eso reforzaba la sensación de estar fuera de lugar.

Volví a oír que llamaban a la puerta y me excusé para abrirla.

—¿Maeve?

—¡Tylor! —Sonreí.

—¡Han pasado muchos años! —Me abrazó tan fuerte que pude oler los rayos de sol en su piel.

—Uh… Tylor… —Me ahogué—, No puedo respirar.

—Oh, lo siento —dijo mientras me soltaba—. ¿Está mi madre aquí? Ella dio la alerta de que había un ladrón. Afortunadamente, fui yo quien recibió el mensaje.

—Estoy en la cocina, Tylor —gritó Mary.

—¡Bien, mamá! —dijo mientras se invitaba él mismo a entrar.

—Sí, por supuesto, entra —dije.

Tylor me lanzó una mirada picarona y me guiñó un ojo.

—Entonces, ¿cuánto tiempo vas a estar aquí? —preguntó cuando nos encontramos con su madre en la cocina.

—No mucho, lo justo para coger mis cosas y salir. Acabo de graduarme y me han aceptado en un máster de escritura creativa. Así que pensé en volver y poner en orden todos estos asuntos antes de empezar.

—¿Así que te vas a ir sin más? —dijo Tylor, consternado. Sentí un nudo en el pecho al ver su aspecto desolado.

Estaba tan diferente a la última vez que lo vi. Fue el día que me fui. Sólo teníamos ocho años. Sí, estaba más alto, pero también… era la sonrisa… su sonrisa era tan desarmante.

—Bueno, en realidad… no tengo ningún sitio al que ir por el momento. Así que me podría quedar unos meses, hasta el otoño —dije y vi cómo reaparecía su sonrisa.

—¡Genial! —dijo Mary—, llegas justo a tiempo para el Baile. Es este fin de semana.

—¿Qué baile?

—Uno de Compañeros —dijo Tylor mientras ponía los ojos en blanco.

—Espera, ¿qué? ¿Qué quieres decir? —pregunté. Tylor y Mary parecían sorprendidos.

—Ya sabes… —Tylor comenzó.

—No, no sé —respondí.

Tylor intercambió una mirada con su madre. Me di cuenta de que había dicho algo malo. Empezó a decir algo cuando su madre intervino con cautela.

—Tylor, ¿por qué no le damos a Maeve un poco de espacio para que pueda instalarse? Maeve, ¿por qué no vienes a cenar después de ponerte cómoda?

—He visto el estado de la nevera, y seguro que tienes que deshacer el equipaje. Ven en un rato, ¿vale?

Asentí con la cabeza y los acompañé a la salida. Observé cómo Tylor y su madre cruzaban la calle y volví a mirar mi mochila, que había colocado junto a la puerta corredera. Agradecí que no parecieran notarlo. No llevaba mucho dentro.

Lo único que necesitaba era mi portátil y unas cuantas mudas de ropa. Después de moverme tanto, me di cuenta de que todo acaba por anclarnos: cada libro, cada pieza de ropa, cada papel.

Cada persona.

Desconfiaba de todos y de todo.

 

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

2

MAEVE

La cena fue más que agitada. Había olvidado lo numerosa que era la familia de Tylor.

Sus hermanas gemelas, Caroline y Christine, eran un manojo de nervios. Si a esto le añadimos a su hermano pequeño Nathan, era de extrañar que Mary y Nick pudieran con todo.

Me alegré de que todos estuvieran allí porque apenas pude decir una palabra con todo el alboroto que había en la mesa. Los niños eran ruidosos, pero fue agradable lo fácil que me hicieron la cena.

—¿Qué vas a hacer mientras estés aquí, Maeve? ¿Vas a buscar trabajo para el verano? —preguntó Mary.

—Sí. Pensé en empezar a buscar mañana. Estoy buscando algo bastante simple.

—Estoy seguro de que Tylor podría ayudarte a encontrar algo —dijo Nick.

Está claro que Tylor rara vez hablaba, porque hubo una pausa momentánea en la conversación y se lanzaron algunas miradas en dirección a Tylor.

—Bueno, trabajando tan de cerca en el castillo, estoy seguro de que serías capaz de encontrar algo para ella. Sé que siempre están buscando servicio para los grandes eventos.

—¡Papá! Seguro que prefiere ir a la fiesta que servir en ella ¿verdad, Maeve? —respondió Caroline.

—Sabes qué, creo que tienes razón —le dije a Nick—. Miraré si están dispuestos a contratarme o no.

—Seguro que te contratarían —contestó Nick—, sobre todo con una buena referencia de Tylor.

—¿Seguro que prefieres trabajar en lugar de ir al baile? —preguntó Tylor.

—No es que tenga nada que ponerme, y no creo que me guste mucho algo así. —Oí una risita de Nathan y suspiros de Caroline y Christine.

—¿Hablas en serio? —Caroline y Christine dijeron al unísono. Entonces Caroline tomó el relevo—. Si es sólo por lo del vestido, estoy segura de que podríamos prestarte uno.

—Hablaré de ti —dijo Tylor antes de que pudiera responder. Estoy segura de que la sensación de alivio que me invadió fue visible porque Taylor me ofreció una dulce sonrisa como respuesta.

Las chicas intentaron decir algo, pero podría jurar que oí a Tylor gruñir. Su respuesta se cortó antes de que cualquiera de ellas pudiera emitir un solo sonido.

Las chicas no tardaron en volver a cotillear sobre todo lo que ocurría en su colegio y sobre quién creían que iba a ir al baile este fin de semana.

Hablaban de turnos y de muchas otras cosas que yo no entendía muy bien… pero bueno, nunca fui popular ni entendí lo que era ser cool.

Le di las gracias a Mary por una hermosa cena y me despedí de todos. Empecé a cerrar la puerta, pero me encontré con que había alguien detrás de mí.

Miré por encima de mi hombro y vi unos penetrantes ojos azules que me devolvían la mirada. Se me cortó la respiración y aparté la mirada.

—Te acompañaré de vuelta —dijo Tylor.

—Te das cuenta de que vivo al otro lado de la calle, ¿verdad? —repliqué.

—Bueno, hace poco hubo una alerta por ladrones —respondió—, así que no sé qué tan seguro es esto.

Lo miré y resoplé en voz baja. Había intentado desesperadamente no fijarme en lo guapo que era. Había algo en él que hacía que quisieras cogerle la mano.

Agarré la mía como respuesta. Todo en Tylor era reconfortante y me hacía sentir segura. Tylor me acompañó hasta el porche, se dejó caer en los escalones y me hizo un gesto para que me sentara a su lado.

—Lo que dije ahí fue en serio. Si quieres trabajo, puedo ayudarte a conseguir algo este fin de semana, pero creo que deberías replantearte ir al Baile —dijo rotundamente.

—Nunca he sido de las que bailan y no conozco a nadie… además, ¿vestida de qué? ,nunca he sido de fiestas temáticas —dije mientras agitaba las manos en el aire.

—¿Qué quieres decir con fiesta temática?

—¿Es así no? Fiesta de compañeros… no sé, Batman y Robin, Asterix y Obelix… … ¡POR TUTATIS! —Balanceé mi brazo, y él atrapó mi codo.

—Espera, ¿qué? —Se levantó de repente y me hizo subir con él—. No entiendo nada… ¿Nunca has estado en un Baile de Compañeros?

—No. Ya te he dicho que no me gustan mucho esas cosas.

—May. Hablo en serio —gruñó—. ¿Entiendes lo que son los compañeros, verdad?

—¿Buenos amigos? —sugerí.

—May, —respiró con fuerza—, ¿has cambiado alguna vez?

—Bueno, si…… me he movido bastante de un lugar a otro, pero sigo siendo la misma persona. No creo que haya cambiado de personalidad. Sigo siendo la vieja Maeve.

—¿QUÉ? —Parecía totalmente atónito—. ¿No has notado nada raro en ti?

—Ummm… ¿qué quieres decir? —Lo miré extrañada porque seguía sujetando mi brazo y, por alguna extraña razón, no lo soltaba—. Creo que tienes que ser un poco más específico.

—¿Has enfermado alguna vez? ¿Te has cortado alguna vez y te has dado cuenta de que te curas muy rápido? ¿Alguna vez te han salido pelos? —Su voz temblaba de ira.

—No sé de qué estás hablando —dije, tratando de apartar el brazo. Me atreví a mirarle, y sus ojos parecían consumidos por la oscuridad.

—Por favor, Tylor… si dije algo que te molestó, lo siento. No lo entiendo. Joder, pensé para mí, si que son importantes las fiestas aquí.

—No, lo siento —dijo mientras me soltaba el brazo. Seguía extrañamente cerca de mí, y podría jurar que me estaba oliendo. Volví a mirarlo y parpadeó. Sus ojos volvían a ser azules.

Me froté los ojos y miré a mi alrededor.

—Bueno… está oscureciendo —dije—, y he tenido un largo viaje. Así que creo que es hora de que me vaya a dormir.

—Oye, May —dijo mientras me agarraba del brazo de nuevo. Le devolví la mirada y volvió a acercarse a mí—: No quería asustarte.

Por alguna extraña razón, me sentía mareada cada vez que se acercaba a mí.

Olía a chocolate y a… no podía precisarlo. Nunca me ha gustado el chocolate, pero había otro olor debajo que no podía ubicar.

—¿Alguien te ha dicho alguna vez que hueles a ch…?

—¿Chocolate y roble? —susurró. Se acercó de nuevo—, ¿Cómo? ¿Cómo has…?

Se quedó sin palabras. Tiré del brazo hacia atrás, entré y cerré la puerta tras de mí. Algo dentro de mí me hizo cerrar el cerrojo.

Juraría que me oyó mientras se alejaba. No miró hacia atrás, pero se detuvo. Era casi como si pudiera sentir que lo miraba irse.

Los días siguientes pasaron volando ante mis ojos. Conseguí limpiarlo todo, pero seguía necesitando productos de primera necesidad. Vivía a base de cajas de pizza.

Después de todo ese asunto del Baile, podré ir a comprar comida y empezar a vivir como una persona algo normal.

 

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Visiones

La chica nueva, Raven Zheng, tiene un secreto: puede ver fantasmas. La leyenda local, Cade Woods, también tiene sus propias habilidades especiales. Tras una serie de asesinatos, los adolescentes deciden utilizar sus dones para atrapar al asesino. Pero cuando Raven se entera de la oscura historia de Cade, se pregunta si realmente se puede confiar en él…

Calificación por edades: 13+

Autora original: Samantha Pfundheller

Leer más »

La fuerza de la rosa

Tras la muerte de su padre, el rey, Deanna se encuentra en una peligrosa situación. Es una princesa bastarda, y su madrastra, la reina Rosaline, y su hermanastro, el príncipe Lamont, harán todo lo posible para conseguir expulsarla de la corte. Sola y sin nadie que la proteja, Deanna empieza a temer por su vida. Pero cuando empiezan a llegar los pretendientes para cortejar a la reina Rosaline, Deanna conoce a un apuesto forastero de una tierra lejana que puede ofrecerle la salvación que busca…

Calificación por edades: 18+

Autora original: Audra Symphony

Leer más »

Tras el Omega

La vida de Alice es bastante aburrida: va al instituto, ve Gossip Girl con su mejor amiga Sam y tiene un trabajo a tiempo parcial en una cafetería. Nunca le ocurre nada emocionante, hasta la fatídica noche en que la muerde un lobo mientras saca la basura en el trabajo. Extrañamente, cuando se despierta a la mañana siguiente, la mordedura ya está curada y se siente mejor que nunca. El problema es que no es la única que ha notado su mejoría… El chico malo Ryder y su equipo están de repente muy interesados en ella, pero ¿por qué?

Calificación por edades: 16+

Autora original: Jessica Edwards

Leer más »

La auténtica Evie Chase

Evie Chase, de 17 años, lo tiene todo: fama, fortuna y la carrera de cantante que siempre soñó. Pero después de luchar contra la ansiedad y las presiones de la fama, Evie regresa a su pequeña ciudad natal, enfrentándose a antiguos matones, nuevos amigos y al chico que dejó atrás…

Calificación por edades: 16+

Autora original: Riss Concetta

Leer más »

El Alfa Milenario

Eve tiene poderes más fuertes que la mayoría, pero cuando se le asigna una misión con un premio que no puede rechazar, empieza a preguntarse si es lo suficientemente fuerte para completarla. Con vampiros, hombres lobo renegados y deidades malvadas tras ella, la determinación de Eve se pone en duda, y todo eso antes de encontrar a su pareja…

Del universo de Lobos Milenarios.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Sapir Englard

Leer más »

Diferente

Evelyn no es una mujer loba convencional. De hecho, al ser un híbrido de lobo y humano, no es convencional en ningún aspecto. Sin embargo, en su vigésimo cumpleaños, Evelyn se enfrenta a una tradición que no puede ignorar: encontrar a su pareja predestinada. Evelyn no está entusiasmada, hasta que se siente extrañamente atraída por Alex, un alfa increíblemente sexy que regresa a su manada después de diez años de ausencia. Pero su hermanastra Tessa, una loba pura (y muy presumida), también se siente atraída por el galán… y está acostumbrada a salirse con la suya.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Katie Hines

Leer más »

Asume el riesgo

Kara es la típica estudiante de último año de instituto. No es popular, pero tampoco es una solitaria. Tiene un novio, Adam… hasta que lo descubre engañándola. Ahora quiere olvidarse de él, pero él no sale de su vida. Entonces, en una fiesta, él se pone violento con ella. Por desgracia para él, es la fiesta de Jason Kade. Después de dar su merecido a Adam, Jason pone sus ojos en Kara, y no le gusta la palabra no. Ahora Kara y Jason están atrapados en un juego del gato y el ratón, aunque el reparto de roles no está claro.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Mars

Nota: Esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

Leer más »

Placer y negocios

A Trinity le gusta el trabajo, pero eso no significa que sea siempre fácil. En un bar, tras un duro día en la oficina, conoce a Stephen Gotti: un caballero de puertas para fuera e insaciable en el dormitorio. Se enamoran rápidamente, pero Stephen tiene un gran secreto. ¿Asustará este secreto a Trinity?

Calificación por edades: 18+

Autora original: Luci Fer

Nota: esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

Leer más »

La sustituta

Jessica acaba de conseguir el trabajo de su vida como segunda al mando de Scott Michaels. El único problema es Spencer Michaels, el otro director general, y al hombre al que va a reemplazar. Cuando la descubre, Spencer no se detiene ante nada para asegurarse de que ella sepa cuál es su lugar… Y aunque es ciego, está divorciándose y es un completo imbécil, Jessica no puede evitar enamorarse de él.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Rebecca Robertson

Leer más »

Tócame

Hace tiempo que Emily no se acuesta con nadie. ¿Y su última relación? Ni se acuerda, ¡fue hace tanto! Pero eso significa que está dispuesta a tener un buen ligue. Emily está a punto de conocer a alguien que le prenderá el corazón en llamas.

Calificación por edades: 18 +

Leer más »

Unlimited books, immersive experiences. Download now and start reading for free.