logo
GALATEA
(30.7K)
FREE – on the App Store

Castigada por el Alfa

Después de pasarse la vida preocupada por no encontrar nunca a su pareja, Alexia por fin lo conoce y esto la preocupa aún más. El alfa Rainier Stone, de la manada Southridge, es un asesino con una fama de brutal. Consigue todo lo que quiere, y ahora ella es su objetivo. Peor aún, ¡es recíproco! ¿Podrá Alexia calmar la furia del corazón de Rainier? ¿Será capaz de salvarlo de sí mismo?

Calificación por edades: 18+

Autora original: Lunababy

Nota: Esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

 

Castigada por el Alfa de Lunababy ya está disponible para leer en la aplicación Galatea. Lee los dos primeros capítulos a continuación, o descarga Galatea para disfrutar de la experiencia completa.

 


 

La aplicación ha recibido el reconocimiento de la BBC, Forbes y The Guardian por ser la aplicación de moda para novelas explosivas de nuevo Romance, Science Fiction & Fantasy.
Ali Albazaz, Founder and CEO of Inkitt, on BBC The Five-Month-Old Storytelling App Galatea Is Already A Multimillion-Dollar Business Paulo Coelho tells readers: buy my book after you've read it – if you liked it

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

1

Resumen

Después de pasarse la vida preocupada por no encontrar nunca a su pareja, Alexia por fin lo conoce y esto la preocupa aún más. El alfa Rainier Stone, de la manada Southridge, es un asesino con una fama de brutal. Consigue todo lo que quiere, y ahora ella es su objetivo. Peor aún, ¡es recíproco! ¿Podrá Alexia calmar la furia del corazón de Rainier? ¿Será capaz de salvarlo de sí mismo?

Calificación por edades: 18+

Autora original: Lunababy

Nota: Esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

ALEXIA

Me dirijo a la planta baja para beber el tan necesario café. El sueño no aparece desde hace semanas, y sé por qué. He estado tratando de encontrarlo desde mi primer turno hace diez años.

Mi madre siempre me dijo que una pareja lo sería todo para mi. Si tan sólo pudiera encontrarlo. Ahora tengo veintiséis años y todavía no he visto ni un pelo de él. Por lo que sé, podría estar muerto.

Vivo en Wisconsin y actualmente me hospedo en la casa de la manada. Es un lugar precioso, la verdad. Los bosques cubiertos de nieve y los lagos brillantes y helados conforman la mayor parte del territorio de mi manada.

Es pequeña, veinticuatro lobos para ser exactos. La casa de la manada es una cabaña de dos pisos con una hermosa cocina y suficientes habitaciones para todos los no apareados, que no son muchos.

Por fin bajo las escaleras y entro en la cocina, una enorme obra maestra con todos los electrodomésticos de acero inoxidable y un precioso suelo de madera.

Pongo un poco de café y miro por la enorme ventana que hay frente al fregadero. No hay nada más que un campo congelado en kilómetros a la redonda.

Realmente me encanta este lugar. Es tan tranquilo y pacífico que apenas me doy cuenta de que hay alguien entrando en la cocina detrás de mí.

—Buenos días, Lex —dice mi hermano, Adam.

—Buenos días —respondo—. ¿Quieres un café?

—¿Debería ser una pregunta? —Sonríe.

Adam siempre ha sido mi mejor amigo y mentor. Nuestro padre falleció cuando éramos muy jóvenes y nuestra madre nos crió lo mejor que pudo hasta que falleció hace unos años.

Nuestro padre era un beta, así que se esperaba que Adam asumiera ese papel cuando tuviera la edad suficiente.

Greg, nuestro alfa, lo tomó bajo su ala y le enseñó todo lo que necesitaba saber: cómo luchar cuando era necesario y cómo evitar el conflicto cuando era posible. El alfa le enseñó a ser un verdadero líder.

—¿Dónde estuviste anoche? —me pregunta.

—Salí a correr. Necesitaba despejar mi cabeza y mi lobo no me dejaba en paz.

Sabe lo que siento por encontrar a mi pareja. Me ha consumido este último año, pero me dice que tenga paciencia, que ya llegará mi momento.

Quiero creerle, pero es muy difícil cuando llevas tanto tiempo buscando. La mayoría de los lobos encuentran a sus compañeros poco después de su primer cambio.

—Ah. Bueno, antes de que se me olvide, quería que supieras que el alfa de la manada de Southridge y algunos de sus guerreros vendrán mañana para discutir algunos asuntos de territorio.

—Vale, ¿y por qué me cuentas esto? —le pregunto, tensando ligeramente.

Todo el mundo sabe quién es la manada de Southridge.

He oído que su alfa es despiadado, un monstruo. Hace lo que quiere y mata a quien intenta detenerlo.

—No hemos tenido una visita de la manada de Southridge en años, no desde que su nuevo alfa se hizo cargo, así que no sé qué esperar. Ya sabes lo que todos dicen de él. El alfa quiere que todos mantengan sus ojos y oídos abiertos. No queremos una pelea.

Asiento con la cabeza y espero a que continúe.

—Además, voy a necesitar que le pidas a Linda y a Julie que te ayuden a cocinar suficiente comida para alimentar a todos cuando lleguen.

Me sirvo una taza de café y lo fulmino con la mirada.

—Preguntaré, pero ya conoces a esas dos —le digo mientras le sirvo también una taza. —Hay que rogarles literalmente para que hagan algo. ¿No puede ayudarme Gennie?

Gennie es la compañera de mi hermano y mi única amiga. No hay muchos lobos aquí, así que soy bastante solitaria.

—Lo haría, pero se encargará de limpiar y arreglar el comedor.

Coge su taza de café y se da la vuelta para marcharse. Antes de salir por la puerta, me mira por encima del hombro.

—Mantén la cabeza alta. Lo encontrarás pronto, y te adorará. —dice y se va.

Pongo los ojos en blanco mientras cojo un bollo y me termino el café. Miro el reloj y me doy cuenta de que es hora de prepararse para el trabajo.

Vuelvo a subir a mi habitación y me desvisto.

Al ponerme frente al gran espejo del baño, observo mi larga melena negra que me cae hasta la cintura y mis grandes ojos verde esmeralda que me miran vacíos.

Mi mirada baja a las interminables curvas que dan forma a mi cuerpo y suelto un largo suspiro.

Abro el grifo del agua caliente y me pongo bajo el cálido chorro. No puedo evitar pensar en mi compañero mientras me limpio.

Mi loba gime al pensar en él, en no tenerlo. Últimamente se aísla más de mí, sólo quiere salir a vagar pensando que puede rastrearlo.

Salgo de la ducha, me seco rápidamente con una toalla y cojo unos vaqueros rotos con una camiseta negra de tirantes. Me los pongo y me seco el pelo antes de ponerme un poco de máscara de pestañas.

Tras atarme las botas, salgo a buscar mi Pontiac Firebird del 78 y lo enciendo. —Rainier Fog— de Alice in Chains suena en los altavoces y, por un momento, me olvido de todo lo demás.

El trayecto al trabajo sólo dura cinco minutos. Trabajar en un bar no es lo que había imaginado al crecer, pero me permite salir y conocer gente nueva.

Nada más llegar, voy directamente a la barra y empiezo a limpiar antes de que empiecen a llegar los clientes. Oigo que alguien entra por la puerta principal y levanto la vista.

Gennie, la compañera de mi hermano y mi colega, entra por la puerta y me lanza una mirada interrogativa.

—¿Por qué no contestaste el teléfono anoche?

—Tenía muchas cosas en la cabeza. Salí a correr y no volví hasta muy tarde —le digo.

Me dedica una pequeña sonrisa llena de lástima.

—No me mires así.

—Sólo quiero que seas feliz —Sonríe con tristeza.

Se acerca a la barra y empieza a secar los vasos que estoy lavando, y le ofrezco mi mayor sonrisa.

—Estaré bien. Sólo necesito mantenerme ocupada para que mi mente no divague tanto.

Finalmente deja de tocar el asunto y terminamos de limpiar. Empiezan a llegar los clientes. Un par de horas más tarde, la noche está en pleno apogeo.

Los clientes del bar, tanto humanos como lobos, están entrando a raudales y puedo deducir que va a ser una noche larga.

 

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

2

RAINIER

Me doy la vuelta y pulso el despertador. Cuatro de la mañana en punto. Todos los días son iguales. Levantarme, ducharme, desayunar, ir a entrenar con mis guerreros. Pero hoy es diferente.

Hoy viajo al norte a reunirme con la manada de Northridge para discutir la expansión de mi territorio.

El azulejo está frío cuando entro en el baño, pero pronto el vapor llena el gran baño cuando abro la ducha. Siseo cuando el agua hirviendo me roza la espalda, pero es suficiente para no sentirme tan jodidamente muerto por dentro.

Mi madre siempre me dijo que la soledad era un producto de la imaginación, pero ¿qué otra cosa podría ser lo que me carcome cada día?

Tengo varias hembras que me acompañan cuando tengo necesidades, pero mi lobo ya no me deja ni mirarlas.

Sólo la quiere a ella, pero las posibilidades de encontrar a nuestra compañera luna se reducen cada día que pasa.

Cierro la ducha, salgo y cojo algo de ropa. El estómago me retumba cuando me pongo una camiseta negra en la cabeza y salgo a buscar el desayuno.

El frondoso y verde bosque me llama. Me despojo de la ropa en cuanto me adentro y me convierto en uno con mi lobo. Le llamo y en poco tiempo mi cuerpo cambia, transformándose en uno mucho más grande y fuerte.

Mis manos se convierten rápidamente en patas con garras largas y afiladas, y de los poros de mi piel brota un pelaje negro como el carbón.

Salgo a toda velocidad hasta que me encuentro en medio del bosque con nada más que grandes robles y suave musgo verde rodeándome.

Bajo la cabeza al suelo e inhalo, captando el olor de un ciervo cercano.

Mantengo el hocico bajo y lo rastreo, encontrándolo en un matorral mientras come bayas.

Es un ciervo enorme, pero sé que no me costará nada abatirlo. Me abalanzo sobre él y sale disparado, pero soy demasiado rápido.

Salto sobre el lomo del ciervo y mis dientes se hunden directamente en su garganta. El delicioso sabor cobrizo de la sangre me llena la boca y, tras unos segundos, el ciervo se queda sin fuerzas.

Disfruto de mi gran desayuno hasta que no queda nada más que comer. Lamiendo la sangre de mi hocico, me dirijo de nuevo a la casa de la manada y me desplazo tan pronto como vuelvo al lugar donde dejé mi ropa.

Enlazo mentalmente a mi beta y le digo que se reúna conmigo en mi oficina.

Pronto estoy detrás de mi escritorio de caoba apilado de papeles, y mi beta, Lucas, llama a la puerta antes de asomarse al interior.

—Alfa, ¿querías verme?

—Sí —le digo—. Necesito que le digas a Jay que esté listo para salir a las dos de la tarde. Asegúrate de que Toby y Damon estén listos también.

—Sí, Alfa —dice—. Me aseguraré de que estén listos.

—Oh —continúo—. Transmite a la manada que sólo estaremos fuera dos días. Quiero volver lo antes posible. —Odio dejar mi manada, pero sé que estarán en buenas manos.

Lucas asiente y sale de mi despacho, dejándome vagar en la oscuridad de mis propios pensamientos.

Unas pocas horas después, estamos en la carretera.

—Alfa —dice Jay— ¿Cuáles son exactamente tus planes para cuando lleguemos?

—Les decimos que queremos parte de sus tierras. He oído que han tenido problemas con algunos que se acercan demasiado a su territorio, así que les ofreceremos protección a cambio —respondo despreocupadamente.

—¿Y si rechazan tu propuesta?

—Entonces cogeremos sus tierras por la fuerza —digo. Jay, Toby y Damon comparten una mirada, pero no dicen nada a cambio.

Haré lo que sea por mi manada para asegurarme de cuidarlos. Necesitamos más tierra, y la manada de Northridge tiene mucha.

El número de lobos allí es sólo una fracción del nuestro, sin embargo su territorio se extiende por varios estados.

Sin duda, un intercambio de protección por tierras que ni siquiera necesitan sería un gran beneficio para ellos.

Durante las siguientes horas cabalgamos en silencio, y la densa vegetación se convierte poco a poco en árboles de hoja perenne cubiertos de nieve.

Mi lobo se inquieta cuanto más nos acercamos a nuestro destino, pero supongo que la razón es la creciente distancia que nos separa de nuestra manada.

Por fin se ve la señal de salida y Toby habla. —Me vendría bien un trago después de estar apretado en este coche durante tanto tiempo —Damon accede de inmediato.

Se supone que no llegaremos hasta mañana, así que he pensado en buscar un hotel en la ciudad para pasar la noche e ir a reunirnos con la manada de Northridge a primera hora.

Me detengo en un pequeño bar a las afueras de la ciudad y entro en el aparcamiento. —Venid —les digo—. vamos a tomar unas copas antes de ir al hotel.

Damon sale primero y se estira, seguido por Toby y Jay. —Espero que encontremos algunas hembras de aspecto decente aquí— dice Toby, estirando los brazos sobre su cabeza.

—Como si supieras qué hacer con ellas —responde Damon en voz baja.

Toby le da un golpe en la nuca y ambos siguen discutiendo y riendo. Los dos hermanos siempre están bromeando y discutiendo como niños.

A veces me pregunto cómo habría sido tener hermanos, pero siempre desecho la idea.

Ya lo pasé bastante mal tratando de proteger a mi madre mientras crecía.

Por alguna razón, la inquietud de mi lobo se convierte en una extraña excitación mientras caminamos hacia el bar. Entonces, en cuanto entramos, el aroma de las orquídeas y las moras se filtra en mis sentidos.

Respiro profundamente una tras otra, el divino aroma reclama firmemente mi atención. Mi mirada se posa inmediatamente en una mujer increíblemente hermosa detrás de la barra, y en un instante, me tenso al darme cuenta de quién es. Mi compañera.

 

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

Marcada

Desde el día de su nacimiento, Rieka ha sido encerrada por la noche por su familia, sin poder cumplir su único deseo: mirar las estrellas por la noche.

Ahora, veinte años después, ha urdido un plan para escabullirse con sus amigos, pero no sabe que este simple acto de rebeldía cambiará su vida para siempre y la pondrá en el punto de mira de un alfa que no la dejará escapar.

Leer más »

Más allá de ti

Desde muy joven, Maya Hamilton era una fiestera salvaje a la que le gustaba hacer lo que le daba la gana. Jace Parker era un chico de una fraternidad universitaria irresponsable, al que le gustaban las fiestas; eran perfectos el uno para el otro, hasta que, de repente, la dejó por mensaje de texto. Ahora, dos años después, se reencuentran como estudiante y profesora, y Maya le oculta a Jace un secreto que le cambiará la vida.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Delta Winters

Leer más »

Hada Madrina S.A.

Todo el mundo sueña con tener un hada madrina en algún momento de su vida, ¿no? Pues Viola descubre que tiene una y con tan solo firmar el documento, ¡todos sus sueños románticos se harán realidad! ¿Qué puede salir mal? Pues por ejemplo, que ahora tiene que participar en una competición peligrosa contra otras mujeres para hacerse con el corazón de un apuesto príncipe. ¡La pelea está servida!

Calificación por edades: 18+

Autora original: F.R. Black

Leer más »

En el fin del mundo

Savannah Madis era una feliz y alegre aspirante a cantante hasta que su familia murió en un accidente de coche. Ahora vive en una nueva ciudad, va a un nuevo colegio, y por si eso fuera poco, está en el punto de mira de Damon Hanley, el chico malo del instituto. Damon está totalmente confundido con ella: ¿quién es esa listilla que no deja de sorprenderlo? Damon no puede quitársela de la cabeza y, por mucho que odie admitirlo, Savannah siente lo mismo. Se hacen sentir vivos el uno al otro. Pero, ¿será eso suficiente?

Clasificación por edades: 18+ (Contenido sexual gráfico, violencia)

Advertencia: este libro contiene material que puede considerarse molesto o perturbador.

Autora original: Emily Writes

Nota: Esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

Leer más »

Asume el riesgo

Kara es la típica estudiante de último año de instituto. No es popular, pero tampoco es una solitaria. Tiene un novio, Adam… hasta que lo descubre engañándola. Ahora quiere olvidarse de él, pero él no sale de su vida. Entonces, en una fiesta, él se pone violento con ella. Por desgracia para él, es la fiesta de Jason Kade. Después de dar su merecido a Adam, Jason pone sus ojos en Kara, y no le gusta la palabra no. Ahora Kara y Jason están atrapados en un juego del gato y el ratón, aunque el reparto de roles no está claro.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Mars

Nota: Esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

Leer más »

Tócame

Hace tiempo que Emily no se acuesta con nadie. ¿Y su última relación? Ni se acuerda, ¡fue hace tanto! Pero eso significa que está dispuesta a tener un buen ligue. Emily está a punto de conocer a alguien que le prenderá el corazón en llamas.

Calificación por edades: 18 +

Leer más »

Bocados de amor

Todo el mundo quiere a Scarlet. Es joven, hermosa y tiene el alma de un ángel… Así que es toda una sorpresa cuando su pareja destinada resulta ser el despiadado Rey Alfa. Temido por todos, y con motivo, ha regresado después de siete años para reclamar lo que es suyo. ¿Podrá Scarlet derribar sus muros o acabará pidiendo clemencia?

Calificación por edades: 18+

Autora: Laila

Leer más »

Acero y humo

Paxton es la hija del sheriff local. Connor es el líder del club de motoristas Red Riders. Sus vidas se cruzan cuando Paxton regresa a la pequeña ciudad en la que creció. ¿Saltarán chispas o su romance llevará a todo el pueblo a la ruina?

Calificación por edades: 18+

Autora original: Tinkerbelle Leonhardt

Leer más »

Mentes retorcidas

Elaina Duval llevaba una vida perfectamente feliz y normal con su madre, hasta el día en que cumplió dieciocho años. El día de su cumpleaños descubre que ha sido prometida al cruel y despiadado Valentino Acerbi, que pronto será capo de la mafia italiana. Sin poder elegir ni opinar, se ve arrastrada a su retorcido mundo y obligada a soportar cosas que ningún ser humano debería soportar, pero, ¿y si empieza a gustarle?

Clasificación por edades: 18+ (Advertencia de contenido: violencia, abuso sexual, violación, tráfico de personas)

Autora original: Cassandra Rock

Leer más »

Entre sombras

Cuando unas aterradoras alucinaciones en forma de sombras envían a Melinda Johnson, de catorce años, a un hospital psiquiátrico, su perfecta familia comienza a desintegrarse y los problemas que se esconden bajo la alfombra empiezan a acumularse. ¿El karma ha alcanzado finalmente a los Johnson? ¿O es realmente culpa de las sombras?

Calificación por edades: 18+

Autora original: Elizabeth Gordon

Leer más »

Unlimited books, immersive experiences. Download now and start reading for free.