logo
GALATEA
(30.7K)
FREE – on the App Store

Infinity: Hasta la eternidad

Lux sólo piensa en su compañero desde el primer día en que captó su olor. Intenta imaginar su aspecto, su sabor… pero sabe que ni siquiera sus sueños más salvajes le hacen justicia. Desde el amanecer hasta el atardecer, el compañero de Lux siempre está ahí, acechando entre las sombras, simplemente fuera de su alcance. Ni siquiera sabe de qué especie es. Todo lo que sabe es su nombre: Soren.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Mikayla S

Nota: Esta es la versión original de la autora y no tiene sonido.

 

Infinity: Hasta la eternidad de Mikayla S ya está disponible para leer en la aplicación Galatea. Lee los dos primeros capítulos a continuación, o descarga Galatea para disfrutar de la experiencia completa.

 


 

La aplicación ha recibido el reconocimiento de la BBC, Forbes y The Guardian por ser la aplicación de moda para novelas explosivas de nuevo Romance, Science Fiction & Fantasy.
Ali Albazaz, Founder and CEO of Inkitt, on BBC The Five-Month-Old Storytelling App Galatea Is Already A Multimillion-Dollar Business Paulo Coelho tells readers: buy my book after you've read it – if you liked it

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

1

Resumen

Lux sólo piensa en su compañero desde el primer día en que captó su olor. Intenta imaginar su aspecto, su sabor… pero sabe que ni siquiera sus sueños más salvajes le hacen justicia. Desde el amanecer hasta el atardecer, el compañero de Lux siempre está ahí, acechando entre las sombras, simplemente fuera de su alcance. Ni siquiera sabe de qué especie es. Todo lo que sabe es su nombre: Soren.

Calificación por edades: 18+

Autor original: Mikayla S

Nota: Esta es la versión original del autor y no tiene sonido.

Zayla

Compañeros.

Para los humanos pueden ser muchas cosas: amantes, amigos, conocidos. Para los vampiros, es un recordatorio constante de la vida que se ven obligados a vivir en la muerte; es una esperanza sagrada que saben que les será arrancada con un mordisco, el último trozo de su alma que se escapa.

Y para los lobos, bueno, para los lobos lo es todo. Es cada felicidad, cada latido del corazón, cada revoloteo en su estómago en una sola persona. ¡Su olor, su sabor! ¡Todo en ellos es embriagador!

Para la mayoría de los lobos encontrar a su pareja es relativamente fácil. Cada año los lobos mayores de edad vienen al territorio de nuestra manada para el baile anual que organizan mis padres. Y cada año alguien se va con su pareja del brazo.

Durante 21 años he soñado con el día en que conocería a la mía.

¿Quién es él? ¿Cómo es? ¿Me quiere como yo le quiero? Todos los días me arreglo, me esfuerzo para estar lo más guapa posible, para asegurarme de que se fije en mí. Y todos los días salgo del estado de conciencia decepcionada.

Verás, el tema de mi pareja es que, a diferencia de mis hermanos mayores Drayden y Draxel —que son gemelos— yo no conocí a mi pareja al cumplir 15 años, como ellos. No.

Draxel y Drayden tuvieron suerte. Draxel se apareó con la hija de uno de los mejores amigos de mis padres, Kimber.

La conocíamos de toda la vida, así que cuando resultó que no sólo era la compañera de Draxel, sino la futura Luna de nuestra manada, todo el mundo estaba encantado. Y cómo no iban a estarlo, ¡ella es increíble!

Sólo tres semanas después de que Draxel y Kimber se aparearan, Drayden encontró a su compañera Blair.

Pero mi apareamiento, suspiro hondo, mi apareamiento es mucho más complicado.

A diferencia de todo el mundo, que tiene la oportunidad de conocer a sus compañeros a los 15 años, yo conocí al mío mucho antes.

Quiero decir mucho, mucho antes de eso. El único problema es que, supongo que debo especificar que nunca lo he conocido en persona.

Mi primer encuentro con mi compañero fue a la tierna edad de 6 años.

Mis padres y yo estábamos visitando a mis tíos Silas y Thackery para hablar de los negocios de la manada. Había sido un día lleno de reuniones cuando mis padres decidieron que con mis tíos, mi primo menor Kasyn y mi tía Milani iríamos todos al lago a nadar y divertirnos.

Los tres niños correteaban como locos por la orilla, nuestras madres tomaban el sol y nuestros padres cocinaban cerca de la orilla. Yo, en cambio, estaba ocupada persiguiendo mariposas.

Había encontrado una hermosa mariposa azul neón revoloteando en la distancia, así que salí tras ella y casi la alcancé mientras atravesaba la línea de árboles. Me llevó cada vez más hacia el interior del bosque hasta que me vi rodeada de oscuridad y la mariposa desapareció.

Me asusté y empecé a llorar. Ya no podía ver a mi familia, ni siquiera oírla por encima del sonido del viento que golpeaba los árboles. —Tranquila pequeña Lux, todo va a ir bien. —Su voz era tan profunda que me asustó, pero me calmó al mismo tiempo.

Me levanté de un salto y busqué al dueño de la voz, pero no lo encontré.

Estaba sola, o al menos eso creía hasta que volvió a hablar. —Realmente no deberías estar aquí mi pequeña Lux

Lloriqueando en la manga de mi vestido, busqué de nuevo y no encontré nada, pero sé que le oí.

Su voz era tan tranquilizadora que, incluso siendo una niña, ansiaba volver a escucharla. —¿Quién eres?

Buscando de nuevo a mi alrededor, mantenía la esperanza y a la vez rezaba para poder vislumbrar al dueño de esa melódica y tranquilizadora voz.

Pero en cambio no oí ni vi nada, mi padre vino y me encontró justo después. Me regañó por salir corriendo, recordándome que aunque estuviéramos en territorio seguro, tenía que estar con alguien en todo momento.

Intenté entenderlo, ¡de verdad lo intenté! Pero incluso a los 6 años me conectó a un nivel tan primario que no podía evitar buscarlo.

Después de eso, no volví a ver ni a oír nada del misterioso hombre hasta los 13 años.

Era un día extraño para mí, acababa de tener mi primer periodo y mis hermanos y yo nos habíamos peleado de forma bastante intensa; así que me fui a la arboleda de detrás de nuestra casa.

Sabía que allí estaba a salvo; era el único lugar al que se me permitía ir y en el que ni mi padre ni mis hermanos parecían molestarme nunca.

Arrojándome sobre el tocón de un viejo árbol olvidado, no pude evitar gritar mi frustración. Por qué precisamente hoy la tía Pepa había decidido hacerme su primera visita mensual.

Por qué mis hermanos no entendían que no necesitaba que estuvieran controlando mi crecimiento, no era como si tuviera control sobre la progresión natural de la edad de mi cuerpo; quiero decir ni siquiera era un vampiro.

Después de estar sentada en el viejo tocón musgoso durante una buena hora, mis lágrimas finalmente se secaron, mi cuerpo estaba en las últimas etapas de calma con un ligero hipo haciéndose notar cada pocos minutos. Fue entonces cuando lo escuché por segunda vez.

—Oh mi pequeña Lux, si que has crecido.

Su voz me impactó de lleno y me puse de pie tan rápido que perdí el equilibrio.

Su mano, ligeramente callosa pero suave, tocó mi hombro, deteniendo mi caída y mi respiración.

Sentí que se reía divertido ante mi torpeza —Ten cuidado, mi pequeña Lux.

—Me llamo Zayla, no sé quién es Lux —espeté, sintiendo que su mano colocaba el pelo sobre mi hombro, antes de que una profunda risa recorriera su cuerpo con tanta fuerza que hizo extremecer el mío.

—Oh, pero Zayla, siempre serás mi pequeña Lux —su voz era mucho más divertida esta vez, mientras me daba la vuelta para mirarle, pero por desgracia ya no estaba.

 

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

2

Zayla

Después de ese día, no lo busqué; no importaba cuanto mi cuerpo me presionara para encontrarlo. Luché contra ello, y lo hice con fuerza.

Eso fue hasta que cumplí 15 años.

Para un lobo, cumplir 15 años es el día más importante de su vida, incluso más importante que cumplir 18 o 21 años.

No, lo importante son los 15 años. Verás, a los 15 es cuando tu loba está finalmente madura, es cuando eres lo suficientemente mayor para empezar a buscar tu otra mitad, tu pareja.

Es cuando estás lista para ser marcada, y para empezar tu vida con tu único y verdadero amor. Pero para mí, fue cuando me di cuenta de que nunca tendría la oportunidad de conocer al mío.

El día de mi 15º cumpleaños transcurrió sin problemas, como todos los demás cumpleaños que he tenido. Fue un día estupendo, lleno de risas con mis amigos y mi familia, ¡fue genial! Eso fue hasta que corrimos en manada, porque en la corrida de la manada fue cuando mi loba lo olió de lleno por primera vez.

Durante los recorridos habituales del pelotón, nuestras largas piernas negras y nuestra pequeña complexión nos daban una gran ventaja a la hora de mantenernos al frente del pelotón. De hecho, en casi todos los recorridos del pelotón yo iba al lado de mi padre.

Mi loba es más pequeña pero idéntica al suyo, de pelaje grueso y hermoso negro azabache; lo que nos permite casi mezclarnos en las sombras, si no fuera por nuestros ojos. Tanto mi padre como yo tenemos ojos azules brillantes, casi de color blanco de lo claros que son.

En nuestra última vuelta por el territorio, mi loba percibió un olor que podríamos jurar que habíamos olido antes. Notando que el olor se hacía más fuerte cuanto más cerca estábamos de la casa, mi loba decidió separarse de la multitud e ir hacia nuestro lugar para recoger nuestra ropa.

Pero cuanto más nos acercábamos, más lo olíamos, y el olor ponía a mi loba en un estado de frenesí.

Seguimos el olor en círculos durante horas intentando atraparlo por todos los medios, para tan sólo vislumbrarlo. ¿Quién era? ¿Por qué no quería que le viéramos?

Frustrada, mi loba resopló con toda la fuerza de sus pulmones antes de tirarse al suelo haciendo un mohín.

Se supone que encontrar a tu pareja es el mejor día en la vida de un lobo, así que ¿por qué no la quería? ¿Por qué estaba jugando con ella?

Frustró a mi loba y la hirió profundamente al pensar que no la consideraba lo suficientemente buena para él.

¡Era la hija del Alfa, la hija de Zayn y Skyla King! Era una guerrera, una reina.

Entonces, ¿por qué después de cinco horas no se había mostrado ante ella? ¿A qué estaba jugando? ¿Le divertía el anhelo que ella sentía por él?

Resoplamos de nuevo cuando nos acercamos al lugar donde reconocimos su olor, ahora tan familiar y, en ese momento, hizo acto de presencia con una rápida y profunda risa.

Levantando la cabeza escudriñamos alrededor tratando de encontrarlo, tratando de ver cualquier cosa, una sombra, una hoja extraviada incluso, y nada.

Eso fue hasta que habló —Alguien está un poco impaciente mi pequeña Lux. —Su voz, a pesar de estar lejos, me hizo sentir escalofríos.

Al sentarme, rápidamente permito que mi forma humana se concentre, quedándome de rodillas completamente desnuda en la tierra en la que hace sólo unos momentos mi loba estaba haciendo pucheros.

Levanto la cabeza y miro al frente sin estar segura de que siga ahí. Su olor está en todas partes y en ninguna, casi como si estuviera corriendo a mi alrededor constantemente. —Hoy es mi cumpleaños.

Tras no obtener respuesta, dejo caer la cabeza dolida y me siento completamente hastiada. Suspiro con tristeza, antes de levantarme y caminar hacia el tronco donde había guardado mi ropa.

Después de vestirme me meto las manos en los bolsillos mientras empiezo a caminar hacia casa, sintiendo que mis dedos tocan algo frío que sé que no estaba allí, antes de detenerme en mis pasos.

Tiro lentamente de una fina cadena y saco un hermoso collarcito de oro con una diminuta mariposa de oro blanco colgando.

Acercando el collar a mi cara, me quedo atónita al contemplar la belleza de la mariposa, tan pequeña y, sin embargo, tan bien detallada; incluso hay dos hermosas gemas azules entre los pequeños diamantes claros de sus alas.

No me canso de ver el hermoso diseño y casi no quiero ponérmelo. Sólo quiero tenerlo en mi mano para siempre. No sé cómo pero una parte de mí sabe que él lo ha hecho para mí, me lo ha regalado, y ese pequeño dato me hace soltar el broche y ponerlo en mi cuello.

No puedo evitar sonreír mientras paso mis manos por el cuello a lo largo de la hermosa cadena. Justo cuando mis dedos tocan la mariposa siento que el viento se levanta a mi alrededor antes de que el eco de la voz que tanto anhelo llegue a través. —Feliz cumpleaños, Lux.

Suspiro mientras el rastro de su voz abandona los árboles en los que había rebotado. Entro a casa por la puerta trasera, donde está toda mi familia reunida esperándome con una enorme sonrisa en sus caras y un pastel gigante en manos de los gemelos que dice «Feliz cumpleaños, Zayla»

Sin dejar de esbozar una enorme sonrisa que me ilumina la cara, me inclino a soplar las velas, pero no antes de pedir mi deseo.

Después de la fiesta, cuando todo empieza a calmarse, me dirijo a mi habitación, giro el pomo, pero antes de que pueda abrir la puerta, su olor llega a mi nariz.

Al abrir la puerta de golpe, esperando verle, me quedo decepcionada, pero entro con cautela, como si en cualquier momento pudiera salir de su escondite.

No lo hace, y después de unos buenos minutos me doy cuenta de que no está aquí porque su olor ha empezado a desaparecer. Pero de pie cerca de la ventana, puedo sentirlo allí, me está observando.

Abro la ventanilla y me pongo de pie esperando que se acerque, pero no lo hace.

—Gracias por mi collar, me encanta —susurro para no llamar la atención de nadie más que pueda tener también las ventanas abiertas.

Estando allí otros diez minutos llego a la conclusión de que no lo veré esta noche, así que con un triste suspiro me alejo de la ventana. Me meto en la cama y empiezo a dormirme rápidamente, y justo cuando mi cerebro está a punto de perder la conciencia lo oigo.

—De nada, mi hermosa Lux.

 

Lea los libros completos sin censura en la aplicación Galatea

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Bocados de amor

Todo el mundo quiere a Scarlet. Es joven, hermosa y tiene el alma de un ángel… Así que es toda una sorpresa cuando su pareja destinada resulta ser el despiadado Rey Alfa. Temido por todos, y con motivo, ha regresado después de siete años para reclamar lo que es suyo. ¿Podrá Scarlet derribar sus muros o acabará pidiendo clemencia?

Calificación por edades: 18+

Autora: Laila

Leer más »

Asume el riesgo

Kara es la típica estudiante de último año de instituto. No es popular, pero tampoco es una solitaria. Tiene un novio, Adam… hasta que lo descubre engañándola. Ahora quiere olvidarse de él, pero él no sale de su vida. Entonces, en una fiesta, él se pone violento con ella. Por desgracia para él, es la fiesta de Jason Kade. Después de dar su merecido a Adam, Jason pone sus ojos en Kara, y no le gusta la palabra no. Ahora Kara y Jason están atrapados en un juego del gato y el ratón, aunque el reparto de roles no está claro.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Mars

Nota: Esta historia es la versión original de la autora y no tiene sonido.

Leer más »

Diferente

Evelyn no es una mujer loba convencional. De hecho, al ser un híbrido de lobo y humano, no es convencional en ningún aspecto. Sin embargo, en su vigésimo cumpleaños, Evelyn se enfrenta a una tradición que no puede ignorar: encontrar a su pareja predestinada. Evelyn no está entusiasmada, hasta que se siente extrañamente atraída por Alex, un alfa increíblemente sexy que regresa a su manada después de diez años de ausencia. Pero su hermanastra Tessa, una loba pura (y muy presumida), también se siente atraída por el galán… y está acostumbrada a salirse con la suya.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Katie Hines

Leer más »

Tócame

Hace tiempo que Emily no se acuesta con nadie. ¿Y su última relación? Ni se acuerda, ¡fue hace tanto! Pero eso significa que está dispuesta a tener un buen ligue. Emily está a punto de conocer a alguien que le prenderá el corazón en llamas.

Calificación por edades: 18 +

Leer más »

De nuevo el amor

Josiah es un motero que llora la muerte de su esposa. Cuando hereda inesperadamente dos negocios en la ciudad de Bracketville, conoce a Brooke, una mujer de la localidad que espera escapar a pastos más verdes. La pareja no tarda en estrechar lazos, viendo en el otro una oportunidad para empezar de nuevo. Pero ser el líder de un grupo de moteros es peligroso y pone en riesgo el futuro de los jóvenes amantes…^

Calificación por edades: 18+

Autora original: E. Adamson

Leer más »

El calor del fuego

Huérfana desde joven y de casa de acogida en casa de acogida, Adeline ha pasado los últimos nueve años sola y albergando un secreto: es una mujer loba. Cuando, sin saberlo, se adentra en el territorio de la manada, es capturada y pronto descubre que encontrar a los suyos no es todo lo que esperaba. Cuando conoce al alfa que la retiene contra su voluntad, saltan chispas. Pero, ¿podrá él verla como algo más que una rebelde? ¿O siempre será su prisionera?

Calificación por edades: 18+

Autor original: Vera Harlow

Leer más »

Más allá de ti

Desde muy joven, Maya Hamilton era una fiestera salvaje a la que le gustaba hacer lo que le daba la gana. Jace Parker era un chico de una fraternidad universitaria irresponsable, al que le gustaban las fiestas; eran perfectos el uno para el otro, hasta que, de repente, la dejó por mensaje de texto. Ahora, dos años después, se reencuentran como estudiante y profesora, y Maya le oculta a Jace un secreto que le cambiará la vida.

Calificación por edades: 18+

Autora original: Delta Winters

Leer más »

Rehén

A Clarice le ha protegido toda su vida su padre sobreprotector, y está muy distanciada de su loba interior. Cuando perdió el control mientras se transformaba, Clarice acabó siendo rehén del rey Cerberus Thorne, el conocido líder de todos los hombres lobo. Atrapada en su castillo, Clarice descubrirá que su destino está ligado al de Cerberus, pero, ¿podrá domar a su salvaje compañero antes de que sea demasiado tarde?

Clasificación por edades: 18+

Nota: Esta es la versión original de la autora y no tiene sonido.

Leer más »

Mentes retorcidas

Elaina Duval llevaba una vida perfectamente feliz y normal con su madre, hasta el día en que cumplió dieciocho años. El día de su cumpleaños descubre que ha sido prometida al cruel y despiadado Valentino Acerbi, que pronto será capo de la mafia italiana. Sin poder elegir ni opinar, se ve arrastrada a su retorcido mundo y obligada a soportar cosas que ningún ser humano debería soportar, pero, ¿y si empieza a gustarle?

Clasificación por edades: 18+ (Advertencia de contenido: violencia, abuso sexual, violación, tráfico de personas)

Autora original: Cassandra Rock

Leer más »

Acero y humo

Paxton es la hija del sheriff local. Connor es el líder del club de motoristas Red Riders. Sus vidas se cruzan cuando Paxton regresa a la pequeña ciudad en la que creció. ¿Saltarán chispas o su romance llevará a todo el pueblo a la ruina?

Calificación por edades: 18+

Autora original: Tinkerbelle Leonhardt

Leer más »

Unlimited books, immersive experiences. Download now and start reading for free.